Una novela breve de Jo Nesbø que finalmente ha llegado al castellano, tras su publicación en 2015. 

No es una novela de Harry Hole. Es una historia vista desde el otro lado, desde el delincuente. Un delincuente que se relaciona con delincuentes, que trata con delincuentes y se acuesta con delincuentes. Un delincuente que acude a entierros de delincuentes. Sólo un punto de luz, María, la dependiente del supermercado al que va habitualmente.

Una novela, como decía al comienzo breve, intensa, con una sucesión de actos a pesar de que se puede pensar que no pasa nada. Pasa y mucho. Se desgrana una historia turbulenta, sórdida, que te enreda hasta que terminas de leerla. Un libro para coger en este verano y leerlo del tirón hasta terminarlo.

Sucintamente, la historia es simple. Uno de los capos del crimen de Oslo encarga a Olav la comisión de otro crimen más. Es un asesino a sueldo que no sabe ni robar, ni huir, sólo sabe matar. Con precisión. Sin error. En este caso, sin embargo, la personalidad de la víctima no le hace aceptar inmediatamente. A partir de ahí se articula una historia de amor, con Corina, de rechazo, a su jefe y de traición. Y de traición sobre la traición. Todo junto en poco más de 200 páginas.

Julio González García
Julio González García

Catedrático de Derecho administrativo en la Universidad Complutense de Madrid

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: