Dimisión de Cristina Cifuentes. Eldiario.es publica hoy la exclusiva de que la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, obtuvo de forma ilegítima su título de Máster. Concretamente, le modificaron dos NO PRESENTADO por la calificación de NOTABLE, en créditos que suponían el 45% de las enseñanzas.

Lo denunciado por eldiario.es constituye un hecho de extraordinaria gravedad y que, de confirmarse directa o indirectamente, debería tener consecuencias capitales. Recordemos qué ocurre en el extranjero cuando se ha falsificado el curriculum:

  • Theodor zu Guttenberg, Ministro de Defensa alemán, dimitió por plagiar 70 de las 400 páginas de su tesis doctoral
  • Annette Schavan, dimitió de la cartera de Educación en la República Federal de Alemania por haber plagiado su tesis doctoral. La Universidad le retiró el título de doctor.
  • Pal Schmitt, Presidente de Hungría, tuvo que dimitir después de que se probara que había plagiado 200 de las 250 páginas de su tesis doctoral.

La falsificación del curriculum y el invento de títulos académicos no es nueva en la política española. Luis Roldán lo hizo. Estela Goikoetxea tuvo que dimitir tras ser telonera de Susana Diaz por no ser la Licenciada en Biología que decía ser. La Alcaldesa de Santander, del PP, en cambio, no dimitió cuando se probó que no era diplomada en Magisterio. Es cuestión de la credibilidad que se quiera dar al ejercicio de la actividad pública.

En el caso que nos ocupa, sin embargo, hay un elemento novedoso: la diferente cualificación que tiene hoy este tipo de comportamientos y la conciencia ciudadana actual contra la corrupción: El propio acuerdo de investidura entre el Partido Popular y Ciudadanos señala las consecuencias de forma nítida en su apartado tercero:

Separación de cualquier cargo público que haya falsficado o engañado en relación a su currículum o su cualificación profesional o académica.

En este caso, la Universidad Rey Juan Carlos debiera ser la primera en abrir una investigación que condujera a declarar, en su caso, la nulidad del título de la Sra. Cifuentes. Una investigación que debería conducir a hacer público su Trabajo de Fin de Master y el acta del examen. Tras los sucesivos escándalos que ha tenido, si quiere empezar a disponer de prestigio que la investigación sea rigurosa y llegue hasta sus últimas consecuencias sería una condición necesaria pero, desde luego, no suficiente.

Ciudadanos tiene que aplicar el acuerdo de gobierno y dejar caer a Cristina Cifuentes. Al igual que en el caso de la URJC, es su credibilidad la que está en juego.

Cifuentes no puede quedarse escondida y ha de dar explicaciones suficientes. La noticia de que ha pedido información a la Universidad es, ciertamente, sorprendente. Todos sabemos qué títulos académicos tenemos. ¿o no?

Queda un año para las elecciones autonómicas. Poco tiempo para cambiar políticas. Pero tiempo más que suficiente para que haya un acuerdo de regeneración democrática en la Comunidad de Madrid, cuya política está en permanente sospecha desde 2003, cuando se produjo el Tamayazo ¿se acuerdan? Sus ramificaciones nunca quedaron esclarecidas. Luego vinieron los escándalos de corrupción, Gürtel y Punica, que tantas páginas llenaron de los medios de comunicación. Por ello, porque en Madrid nos merecemos un gobierno sobre el que no haya dudas de corrupción, habría que cambiar el Gobierno de la Comunidad de Madrid.