Testimonios de un jurista

Testimonios de un jurista (1930-2017), de Alejandro Nieto

Testimonios de un jurista (1930-2017), de Alejandro Nieto

ISBN:9788494741500
Editorial: Global Law Press
Fecha de la edición:2017
Lugar de la edición: Madrid. España
Colección: Cuadernos Universitarios de Derecho Administrativo
Encuadernación: Rústica
Nº Pág.: 444

Un libro titulado Testimonios de un jurista (1930-2017) promete ser un relato personal sobre lo que ha vivido el autor en el periodo que abarca su relato. Desde este punto de vista, Alejandro Nieto no defrauda al lector explicando cuál ha sido su trayectoria vital desde un punto de vista jurídico desde que llegó a la Universidad de Valladolid a estudiar la carrera, hasta el momento actual, tras haber pasado por las Universidades de La Laguna, Autónoma de Barcelona, Alcala de Henares y Complutense de Madrid. Es el relato desde su perspectiva de qué ha ocurrido en el mundo del derecho en los últimos 87 años, y cuyos análisis tienen los pros y los contras de lo que se pretende que sea un discurso personal. No podemos criticar las ausencias ni los elementos con los que se pueda disentir porque es, insisto, un discurso personal, de lo vivido: “Bastante tengo ya con lo que he visto y vivido”, dice al comienzo de la obra. Un discurso en el que se entremezcla el plano institucional con el plano personal, el de los afectos y las admiraciones intelectuales, que salen a lo largo del libro.

Pero si el autor es Alejandro Nieto, no se puede esperar que el discurso se termine aquí. Sería rico, sin duda, analizando su trayectoria desde el Ministerio de Agricultura, las diversas universidades reseñadas, las latinoamericanas donde ha impartido clase o la Presidencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. A los que le conocemos, es un discurso que nos gusta escuchar, incluso cuando explica las razones de su desazón.

Pero para todos sería insuficiente, teniendo en cuenta la personalidad de Nieto. Más aún, cuando a su perfil de Catedrático de Derecho administrativo aúna su faceta de historiador (por la que recibió el Premio Nacional de Ensayo en 1997, por “Primeros pasos del Estado constitucional. Historia administrativa de la Regencia de Maria Teresa de Borbón”, a los que han seguido numerosos trabajos sobre este periodo histórico). O de analista de la ciencia de la Administración, (“La nueva organización del desgobierno“). No podemos olvidar, en este último aspecto, que Nieto fue uno de los primeros abanderados en la lucha contra la corrupción, de lo que da muestra su La corrupción en la España democrática.

Y Alejandro Nieto no ha defraudado las expectativas. De una persona con un ingenio tan brillante como él, se podía esperar que profundizara en cuestiones vertebrales del Derecho del último siglo, como así ha hecho. No espere el lector, en consecuencia, encontrar un libro de memorias sino que es una obra sobre el Derecho y en la que propone un planteamiento alternativo al que resulta usual en las Facultades de derecho españolas.

¿Se puede definir el derecho? ¿Es incluso conveniente gastar el tiempo en una definición? ¿Cómo se proyecta esta cuestión sobre aspectos que, para muchos son nucleares, como la propia definición de cada sector del ordenamiento jurídico? ¿Hasta dónde llega la discrecionalidad administrativa? ¿Cuáles son los defectos de la visión actual del Derecho administrativo actual? ¿Cuál es el papel de la ley en el ordenamiento jurídico? ¿Qué ha ocurrido en la Justicia en los últimos años?¿Qué papel ocupa la ciencia del derecho en la España actual? ¿Es lo mismo el derecho escrito que el derecho practicado? ¿Cómo se articula la concepción del Derecho como oferta al operador jurídico? ¿En qué consiste el arbitrio judicial? ¿Realismo jurídico en la España de 2017? ¿Se enseña de la forma adecuada el Derecho administrativo?

Sin duda, algunas de estas cuestiones las había analizado en otros trabajos publicados.  Especialmente en sus brillantes, y poco analizados, “Estudios históricos de Administración y Derecho administrativo” (1984) y en su obra más relevante, en su propia opinión, el “Arbitrio judicial” (2000). Pero hasta ahora no estaban concentrados en un volumen ni tenían un hilo argumental como el que le ha dado en los Testimonios de un jurista (1930-2017).

Como toda la obra de Nieto, es una obra que está muy bien escrita. Y que la intensidad del discurso narrativo no se pierde a lo largo de sus páginas; algo muy relevante en un libro de estas características, que aúnan el testimonio con la propia exposición de su concepción del Derecho. No crea el lector no jurista que es un libro inadecuado para ellos, al contrario, explica qué ocurre en el día a día y que no está en los libros al uso.

Desde este post sólo queda incentivar su lectura. No le defraudará.

Leave a Reply