Posizquierda, de Marco Revelli

Posizquierda

Posizquierda. ¿Qué queda de la política en el mundo globalizado?; de Marco Revelli. Prefacio de Jose Antonio Pérez Tapias. Editorial Trotta. Traducción de Post-Sinistra. Cosa resta della politica in un mondo globalizzato; Editori Laterza.

El eterno debate sobre el sentido de la izquierda en un mundo globalizado. O, para ser más exactos, porque la desigualdad que dio lugar a su aparición permanece con distintos ropajes, cómo articulamos un discurso de izquierda en la sociedad globalizada que camina hacia la cuarta revolución industrial. La aplicación del prefijo post a otra realidad con los riesgos que ello supone de diluirla antes de transformarlo.

La modernidad sustituida por la postmodernidad que ha dado lugar a un mundo totalmente diferente. Y no es sólo las consecuencias socio económicas sino la sustitución de los valores que dieron lugar a la sustitución de la sociedad absolutista por la que nació de la revolución francesa. Una nueva soledad en la que el instrumento básico de la acción política, el Estado-nación, está siendo puesto en duda como consecuencia de los efectos políticos de la globalización que es bastante más que la meramente económica.

Un debate que el subtítulo del libro lo plantea de forma directa ¿qué queda de la política en un mundo globalizado? Una pregunta cuyas respuestas se deben plantear sobre el mantra del pensamiento único, por recoger la feliz expresión de Ignacio Ramonet, en la que parece que la historia ha terminado. Pero, evidentemente, cuando nos planteamos si hay sitio para la política lo hacemos para una diferente a la actual.

Hoy, cuando se plantea una política alternativa nos encontramos con que la política neoliberal tiene diversas caretas, ya se disfrace de pura ideología o ya se recubra con los ropajes más asépticos y complicados de luchar contra ellos de la técnica o con el mero discurso personalista de líderes como Mateo Renzi en Italia o Manuel Valls en Francia, cuya aparente desideologización  a los ojos de muchos no es más que la manifestación de su sustitución por otra ideología.

Es también esa ideología conservadora del pragmatismo que reflejó tan bien Mario Draghi: “Non c’é da preoccuparsi in modo particolare. Chiunque ella fine governerà, sulle grandi scelte c’é un pilota automatico che garantisce la rotta”. Dicho con otras palabras, si decimos que no hay lugar para la política, es que la derecha ha vencido.

A pesar de que nada esté más lejos de la realidad y que, por tanto, lo que estamos viviendo es ideológico y la técnica tiene un evidente barniz de defensa de otra posición. El libro de Thomas Pikkety sobre el capital del siglo XXI y la desigualdad es la prueba manifiesta.

El libro que presento ahora habla precisamente de las dificultades que tiene una acción política alternativa en el contexto global. Frente al “Proletarios de todos los países, uníos” con el que Marx y Engels concluyen el Manifiesto del Partido Comunista y que aparentaba otra globalización;, la realidad es que la globalización neoliberal ha creado un mundo global que favorece al capital y al modo neoliberal de actuar. Es fácil ser una empresa transnacional que exporta sus productos, servicios y capitales, es muy complicado articular una política alternativa desde la izquierda.

La cronología con la que concluye la edición española muestra que la necesidad ciudadana de una política alternativa a la globalización actual sigue siendo vigente. Unas necesidades que tienen que dar una respuesta las incertidumbres que provoca la globalización a amplias capas de la población.

Por ello, la reflexión de Revelli es relevante, en la medida en que analiza las dificultades de la sociedad actual para articular con posibilidades de éxito una política de izquierda. Obviamente, hay un problema derivado de la relativización de los conceptos de espacio, de cercanía y lejanía que se ha redefinido en función de otras formas de cercanía, tal como Bauman lo recordaba: el conflicto que hay entre los que están dominando el mundo sin estar presentes y los que están sumidos en su propia localización.

A partir de ahí, Revelli nos plantea el ocaso de la esfera pública, el fin de la igualdad como meta, la dimisión oligárquica de la postmodernidad democrática, la crisis de la representación y, por último, las consecuencias que tiene el espacio político como espacio mediático, que contribuye esencialmente a diluir la acción política.

Una reflexión en la que hay que reconocer que los planteamientos neoliberales, el de la globalización realmente existente, llevan mucha ventaja. Es ahora cuando se encuentra el sentido a la expresión de Ruggiero, el antiguo Secretario General de la OMC, quien hablaba de la Constitución Económica Mundial cuando se estaba negociando el Acuerdo Multilateral de Inversiones. Hoy aquél ha sido sustituido por los nuevos tratados de libre comercio que se están suscribiendo en la actualidad (CETA, TTIP, RCEP…)  y en los cuales las técnicas que incorporan -la cooperación regulatoria y los arbitrajes de inversiones- van a hacer todavía más complicado articular una política alternativa. No podemos obviar el hecho de que no son puntos de llegada sino de partida.

La obra tiene dos puntos de interés complementarios. Por un lado, el prefacio de Pérez Tapias sobre la izquierda tras de sí misma. Y se recoge la traducción de una serie de entrevistas a Cacciari, Beck, el colectivo Wu MIng, Tronti, Staino y Diamanti que configuran una visión complementaria sobre la pregunta inicial del valor de la izquierda en el siglo XXI.

Las reflexiones que están en este volumen son importantes ahora que están empezando a aparecer las consecuencias de La Cuarta Revolución Industrial; la cual va a hacer todavía más complicada la acción política transformadora al tiempo que aumentará muchos ámbitos de la desigualdad social y económica. Téngase presente, por ejemplo, la sustitución generalizada del trabajador asalariado por el trabajador autónomo o los juegos de las deslocalizaciones que van a poner en cuestión las políticas de redistribución de la riqueza a través de las políticas tributarias.